martes, 10 de mayo de 2011

CAPÍTULO 14. Medio corazón

A las cuatro, estaba puntualmente apoyada en la puerta del box de Calgary, la cual ya estaba ensillada y embridada. En los tres o cuatro minutos siguientes fueron llegando unos niños cuya edad oscilaba entre los seis y diez años. Todos me miraban con curiosidad y la verdad, me sentí como entre enanitos del bosque...
En silencio cogimos a nuestros caballos y los bajamos al picadero, mientras María -la monitora de los niños pequeños- también bajaba a la pista y ayudaba colocando estribos. Yo me los coloqué sola y me subí, y fui la primera en comenzar a dar vueltas al paso de calentamiento.
Cuando por fin nos colocamos todos en fila -yo la primera, el resto detrás de mí-, empezamos un trote extremadamente suave. De hecho, María me pedía constantemente que redujera la velocidad para que pudieran seguirme los más pequeños. Y así sería durante toda la hora... Me iba a aburrir a morir.
Me sentí muy insegura cuando me subí a Calgary y al mismo tiempo poder verlo todo; pero, simultáneamente, mi cuerpo percibió lo a gusto que solía sentirse a caballo. Era una mezcla extraña, pero que de algún modo se complementaba a la perfección.
Hacia la mitad de la clase, más o menos, María anunció:
-Ahora, mientras vosotros trotáis y practicamos otra cositas, Silvia va a galopar. Os pido a todos que os peguéis mucho a la pared para que su yegua no se asuste. -Me miró-. Si galopas bien te pondré un salto o dos bajitos para que pruebes. Estoy haciendo unos experimentos. Adelante.
Presioné con los talones en los flancos de la yegua para que arrancase a un trote rápido, y le di suave unos golpecitos para que, finalmente, saliera al galope.
-Tienes que mejorar esa técnica -observó María-; pero vas bien.
Di varias vueltas a un galope más suave y luego más intenso; sin estribos y con ellos; de pie en las rectas y sentada en las esquinas... Según la monitora estuve sobresaliente.
-Ahora das una vuelta más, te colocas de frente a este salto y lo salvas.
Galopé hasta ponerme de frente al obstáculo -que no mediría más de 30 centímetros de alto- y lo salté con facilidad.
-Bien. Ya podéis subir los caballos.
Cepillé a mi yegua, le hablé y la acaricié mucho en el cuello, y después la llevé a uno de los grandes prados del centro. La observé olisquear el aire, dar vueltas buscando la hierba más apetitosa, y tras haberse dado un buen atracón, tumbarse a descansar en el medio del prado. El viento del norte despeinaba sus crines blancas y las echaba hacia su esbelto cuello. Las patas traseras estaban replegadas bajo el cuerpo, mientras que las delanteras se extendían placenteramente hacia delante; la cola larga y gris azotaba el aire sin parar...
En un arrebato de amor me acerqué a ella y me senté junto a su cuello, que empecé a acariciar con suavidad. Calgary piafó y me olió la mano; yo le acaricié su hocico de terciopelo antes de volver al cuello. Tras varios minutos la yegua se tumbó completamente. Dirigió la cabeza hacia el vientre y luego la giró para mirarme; casi parecía una invitación para tumbarme sobre ella, así que lo hice: con mucho cuidado me estiré de forma que mi cabeza reposaba sobre su cuello.
Y allí nos quedamos. Flotaba una inmensa paz sobre nuestra anormal conexión; una yegua y una humana cuyas vidas formaban un hilo inextricable. Ambas nos compenetrábamos como dos piezas semejantes de un puzzle, sabíamos casi lo que pensaba la otra.
Medio corazón mío era suyo; y medio corazón suyo, era mío.

1 comentario:

  1. ¡Buenas tardes querida amiga!
    Quisiera informarte de algo, ya que eres seguidora de “A golpes de vida” quería informarte que me he propuesto corregirla, y con el tiempo continuarla, así que bueno, no sé dentro de cuanto, pero podrás leerla de otra manera, con una escritura más madura y correcta =)
    Del mismo modo aprovecho para hablarte de la nueva novela que ya está leyendo bastante gente, se llama “Tiempo de soñar”. Una novela romántica fuera de lo normal que te hará replantearte lo que es el amor.
    Si quieres leerla te dejo la dirección abajo del todo, un beso enorme y que tengas un día muy feliz. =)
    http://tiempodesonarmlpt.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar